¡Evidencia!: Nutrición enteral en el anciano.

Ayer acudí a una charla centrada en la nutrición en el anciano. Hubo varios temas interesantes que se trataron: Disfagia y modificación de texturas, nutrición enteral y suplementación hiperprotéica,… Esta entrada irá centrada a este último punto.

La suplementación con productos hiperprotéicos está dirigida a ciertos ancianos (como el anciano frágil (polimedicado, con múltiples ingresos hospitalarios, que vive solo, con precariedad económica, mayor de 80 años,…)) y a paciente geriátricos (aquellos ancianos que requiere asistencia médica) cuando la ingesta de proteina habitual no es suficiente (algunos fármacos disminuyen el apetito, deterioro cognitivo,,…), existe una desnutrición instaurada o riesgo de la misma derivada de un problema de deglución, absorción,… por ejemplo.

Para evaluar esta situación de desnutrición o de riesgo, es necesario realizar una buena entrevista personal, realizar una historia dietética adecuada, valorar la pérdida de peso, realizar test de evaluación de riesgo como el MNA (Mini-Nutritional Assessment),…

Sin embargo ¿Qué dice la evidencia sobre la suplementación enteral en este grupo? Existen las ESPEN Guidelines de The European Society for Clinical Nutrition and Metabolism que han analizado esta y otras cuestiones relacionadas con la nutrición en diferentes grupos de riesgo y situaciones especiales. En cuanto al paciente geriátrico y anciano se puede decir que1:

  • En pacientes que están desnutridos o en riesgo de la desnutrición, el uso de suplementos nutricionales orales para aumentar la ingesta de energía, proteínas y micronutrientes, mantiene o mejora el estado nutricional, y mejora la supervivencia (evidencia Grado A).
  • En ancianos frágiles, el uso de suplementos nutricionales orales mantiene o mejora el estado nutricional (evidencia Grado A).
  • En pacientes geriátricos con disfagia neurológica severa, el uso de nutrición enteral para garantizar la energía y el suministro de nutrientes,  mantiene o mejora el estado nutricional (evidencia Grado A).
  • Los suplementos nutricionales orales, particularmente los de contenido hiperprotéico, reducen el riesgo de padecer úlceras por presión (evidencia Grado A).
  • En pacientes geriátricos, tras la fractura de cadera y cirugía ortopédica, el uso de suplementos nutricionales orales reducen complicaciones (evidencia Grado A).

REFERENCIAS:

1.-  Volkerta D, Bernerb YN, Berryc E, Cederholmd T, Coti Bertrande P, Milnef A, et al. ESPEN Guidelines on Enteral Nutrition: Geriatrics. Clinical Nutrition. 2006. 25, 330-360. Available at: http://espen.info/documents/ENGeriatrics.pdf 

 

Ir a la fuente
Publicado en UN ENFERMERO CURIOSO
Author: Oscar

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR