Musicoterapia y salud: ¿Es realmente eficaz?

Esta semana estamos todos locos con Eurovisión, un evento musical muy esperado. La radio, la televisión, las redes sociales… todos los medios de comunicación son altavoces estos días de grandes canciones.

La música tiene poder sanador. Tiene la habilidad de sacar a la gente fuera de si misma durante unas horas. Eso decía Elton John. La verdad es que es innegable que la música forma parte de nuestra vida, es una expresión del arte y nos conmueve, hasta nos hace saltar de nuestro sillón para bailar e interaccionar entre nosotros. La música es magia del alma.

Sin embargo, ¿Qué efectos tiene sobre la salud? 

Mucho se ha hablado de la musicoterapia (Music Therapy) y sus efectos sobre la salud de los individuos, incluso en su enfermedad.  Estas intervenciones generalmente involucran una relación entre un terapeuta y la persona, usando música en vivo (realizada o creada por el terapeuta y / o el paciente), y es un proceso que incluye tratamiento y evaluación. La preferencia musical del paciente suele considerarse.

Existe también lo que se llama “Music medicine”  que consiste en la escucha de música (generalmente involucra música pregrabada) facilitada por el personal sanitario. En los estudios de music medicine, la preferencia musical del sujeto se puede considerar haciendo que él o ella elija las canciones.

Sabiendo esto, ¡Descubramos si hay algo de evidencia en esto!

Cuando la música te alcanza, no sientes dolor (Bob Marley): Los efectos de la música sobre el dolor1 se ha estudiado y puede tener efectos beneficiosos reduciendo el dolor y la angustia. También puede disminuir la necesidad de tomar analgésicos. Ambas terapias parecen eficaces aunque tienen gran variabilidad (parecen más efectivas en pacientes pediátricos que en adultos, teniendo mayor efecto si los pacientes han participado en la elección de la música,… etc). ¡Prometedor!

La musicoterapia también parece mejorar las relaciones sociales de personas con trastornos mentales graves como la esquizofrenia, la marcha y las actividades relacionadas en la enfermedad de Parkinson, los síntomas depresivos e, incluso,  la calidad del sueño2.

Mucho queda por investigar, y realizar estudios mejores con evidencia más consistente. Y recordar que podría ser una terapia complementaria fantástica. Más allá de los efectos que tengan sobre la salud, la música debe ser parte de nuestro día a día, bien sirva para emocionarnos (‘Tú Canción‘ de Amaia y Alfred [España], ‘Together‘ de Ryan O’Shaughnessy [Irlanda], ‘When We’re Old‘ de Ieva Zasimauskaitė [Lituania]) o para darlo todo bailando (‘Toy‘ de Netta [Israel], ‘Fuego‘ de Eleni Foureira [Chipre]).

¡Pero que no nos falte la música!

REFERENCIAS:

1.- Jin-Hyung L, The Effects of Music on Pain: A Review of Systematic Reviews and Meta-Analysis. 2015. Available at: https://www.researchgate.net/publication/278329517_The_Effects_of_Music_on_Pain_A_Review_of_Systematic_Reviews_and_Meta-Analysis 

2.- Kamioka H, Tsutani K, Yamada M, et al. Effectiveness of music therapy: a summary of systematic reviews based on randomized controlled trials of music interventions. Patient preference and adherence. 2014; 8: 727-754.  Available at: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4036702/

Ir a la fuente
Publicado en UN ENFERMERO CURIOSO
Author: Oscar

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR